Pastor Alemán

Un gran animal con un porte bonito donde los haya. Le encanta estar acompañado de humanos y dispuesto siempre a aprender cosas nuevas. Su facilidad para obedecer, junto con su formidable relación con los niños, hacen que esta raza sea para muchos el ideal perro de compañía. Por su tamaño, aunque puede adaptarse, un apartamento no es el sitio ideal para que viva.
Su esperanza de vida es de 9 a 13 años.
Perro obediente, curioso, valiente, leal, confiado e inteligente.
pastor-2
Carácter

Coraje y resistencia en situaciones de nerviosismo, son características innatas en el pastor alemán. Un perro equilibrado donde los haya, con una lealtad inigualable. 

Es un gran perro de compañía. Siempre leal, protector y atento con todos y cada uno de los miembros de la familia. Neutral con los extraños pero atento a lo que pueda pasar.

Su constante atención instinto de protección le convierten en un buen guardián para vuestra casa. Además, disfrutará realizando estas tareas.

Los ejemplares de esta raza necesitan una socialización temprana para que su comportamiento sea el adecuado con el resto de animales y humanos con los que tiene contacto por primera vez.

Este perro debe tener un líder alfa de la manada si va a convivir con otras mascotas, de esta manera no tendréis ningún problema.

Debido a su buena naturaleza, el pastor alemán se porta fenomenal con los niños. Eso sí, los niños deben saber respetar al animal y el perro debe saber como tratarlos para no hacerlos daño sin querer al jugar. Lo ideal es que el can sepa que uno de vosotros es el líder, los niños van después y él es el último en la jerarquía.

Salud

La displasia de cadera y el glaucoma son unas de las principales dolencias que pueden sufrir los ejemplares de esta raza, y son de origen genético. Esto tiene mucho que ver con la cría masiva e irresponsable de algunos humanos. Para evitar que estas enfermedades se pasen de una generación a otra, os recomendamos que pidáis certificados y pedigrí al criador.

El moquillo puede que sea el problema más conocido de estos perros, tiene origen vírico y se evita con la vacunación.

Con origen bacteriano, las afecciones más tratadas en la raza son: leptospirosisbrucelosis canina, mastitis y piómetra.

Para terminar, os nombramos las dolencias más comunes en el Pastor Alemán transmitidas por parásitos. Estas son: la sarna sarcópata, la pododesmastitis y la sarna demodécica.

Cuidados

Tenéis que aplicar esta regla; cuanto más pequeño sea el lugar donde vive, más necesitará salir a gastar su energía para mantenerse en forma. Este perro no está hecho para los que os gusta pasar mucho tiempo en casa.

Ni que decir tiene que una alimentación sana y equilibrada que cubra sus necesidades energéticas es primordial para su mantenimiento.

Cepillar los dientes regularmente a vuestro peludo amigo es fundamental para prevenir enfermedades buco dentales. La aparición de placa bacteriana puede provocar mal aliento y un deterioro de sus dientes, con las consecuencias que eso conlleva.

No debéis bañar demasiado a un Pastor Alemán. Con una vez al mes como mucho será suficiente en condiciones normales. Después del baño, tenéis que quitar el exceso de agua con una toalla. Para finalizar, usad el secador a media temperatura y sin acercarlo demasiado para evitar quemarlo.

Para que este perro luzca un pelo sano y brillante, es necesario cepillarlo cada día. Al tener un pelo de doble capa, pierden bastante pelo, sobre todo en la época de muda.

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar