Husky Siberiano

El Husky Siberiano es una raza que tiene un gran parecido con el lobo, muy conocidos por su faceta de tiradores de trineo, pero que ahora podéis encontrar en cualquier parte del mundo. Debido a sus orígenes es un perro muy familiar, preparado para ser una gran mascota de compañía.
Esperanza de vida de 12 a 15 años.
Son perros extrovertidos, gentiles, alertas, inteligentes y amigables.
husky-2
Carácter

Si lo que estáis buscando es un perro de guarda, ir eligiendo otra raza. Lo único que hará un Husky con un intruso es ir a saludarle con la cola en alto dispuesto a darle un lametón.

Con los suyos son todo amor y los extraños pueden mostrarse algo más distantes, a pesar de lo que dijimos al comienzo. Deberéis dar largos paseos y caminatas todos los días y alguna carrera  también. No olvidéis que están hechos para trabajar y deben soltar esa energía.

Por lo tanto, si sois personas activas, a las que les encanta el ejercicio al aire libre y dar largos paseos por el campo cada día, esta es vuestra raza ideal. De lo contrario, podríais tener una difícil relación. Este punto lo debéis tener muy claro.

Cuando un Husky está bien socializado desde cachorro disfruta estando acompañado de otros perros. Al tener tendencia a aburrirse fácilmente, la compañía de algún otro perro o de un gato, le puede beneficiar muchísimo.

El Husky y los niños están hechos el unos para los otros. Este perro está dispuesto a dar su vida antes de permitir que le pase nada malo a un niño. Si el niño respeta al perro y el perro conoce los límites, serán inseparables.

Salud

El Husky tiene unos ojos preciosos, pero son uno de sus puntos débiles. Debéis saber que es candidato a padecer cataratas hereditarias, vuestro veterinario lo vigilará mediante chequeos regulares. Otras anomalías oculares que pueden aparecer son distrofia a nivel de la córneaatrofia progresiva de retina y glaucoma que pueden producir dolores y perdida de visión en el perro progresivamente a partir de la mediana edad.

Su otro punto débil lo encontraréis en sus caderas. siendo la displasia de cadera la patología más común.

Para que el cachorro de Husky tenga displasia su ascendencia debe tenerla, por lo que si uno de los padres padece esta enfermedad es muy posible que nuestro cachorro la tenga.

Puedes comprar un Husky Siberiano en Burgos, en nuestro criadero, para evitar este problema de salud que también puede surgir de una alimentación inadecuada o de forzar demasiado al cachorro haciendo ejercicio antes de tiempo.

La displasia tiene varios grados y no se puede detectar en los cachorros a no ser que se haga una radiografía cuando el veterinario lo considere conveniente, pues los síntomas suelen aparecer cuando el animal ya es adulto.

Por suerte, que un Husky Siberiano tenga esta patología no significa que quede impedido, pues la enfermedad tiene varios grados que van desde el 1 al 4, y esta raza suele estar entre los grados 1 y 2, que significan que o no tiene displasia o es muy leve.

Con un grado 2 el perro afectado hace vida completamente normal, siempre que sigamos los consejos veterinarios sobre el ejercicio y la alimentación.

Además de dolencias de la piel como la distrofia del folículo piloso o la dermatosis debido a la falta de zinc.

Cuidados

A diferencia de otros perros, aunque el Husky Siberiano es de los que más pelo pierde, desprende poco olor y es muy limpio. Por lo que no va a ser necesario que le deis baños muy frecuentes, una vez al mes será suficiente. Lo que sí es indispensable es que uséis un champú hidratante especial.

No dejéis que su pelo se seque al aire libre, si se crea humedad podrían aparecer moho y hongos. Usad un secador eléctrico a temperatura media y sin acercarlo demasiado para no quemarlo.

Durante la muda, tendréis que cepillarlo a diario, después de este periodo dos o tres veces por semana bastará para mantener su pelo a raya. También es recomendable un buen cepillado antes del baño.

Acostumbrad a vuestro peludo amigo a cepillarse los dientes desde cachorro. Esto debéis hacerlo a menudo, para evitar la aparición de la temida placa bacteriana.

Sólo nos queda añadir que sigáis un estricto calendario de vacunas y tratamientos antiparasitarios interiores y exteriores como son las pulgas, garrapatas y gusanos intestinales.

Historia

Hay cierta polémica sobre el origen de la raza, pero parece que ahora hay cierto consenso en que el Husky Siberiano procede de Siberia y no de Alaska como se ha venido afirmando durante años.

Este perro fue seleccionado durante mucho tiempo por una tribu llamada ciukci, a la que no le importaba que los perros fueran bonitos y que tuvieran un aspecto homogéneo, sino que tuviesen fuerza para tirar del trineo, que no se pelearán entre ellos y que fuesen amables con los humanos, pues parece que no dudaban en dejar a sus propios hijos protegidos por los Husky que les aportaban calor.

La polémica sobre el origen del Husky Siberiano viene porque estos perros se hicieron conocidos durante el siglo XIX, cuando cruzaron el Estrecho de Bering y fueron usados como perros de trabajo durante la fiebre del oro en Alaska.

Sí que fue en Alaska en donde nació el tiro como deporte, puesto que allí donde hay una concentración humana hay apuestas y juego.

De esta manera, las personas que estaban en Alaska buscando oro apostaban para ver qué perros eran los más rápidos, adquiriendo los cachorros de Husky y los perros adultos valores muy altos.

En esos momentos podemos decir que los Husky pura raza no existían, pero poco a poco se hacía una selección de los mejores en la que el aspecto exterior se iba pareciendo a lo que es hoy un Husky de raza.

El Husky era una raza muy conocida en Alaska, pero su fama mundial le llegó en el periodo de entreguerras, alrededor de 1925, cuando Leonard Seppala fue capaz de hacer una travesía de 1085 kilómetros para llevar una antitoxina a Nome, una localidad de Alaska que estaba sufriendo una epidemia de difteria.

Alimentación

El Husky es un perro que hace mucho deporte, pero lo cierto es que no necesita una alimentación especial a no ser que nos dediquemos a las carreras.

Siempre le daremos el mejor pienso que podamos permitirnos, de marcas punteras que no se venden en supermercados sino en tiendas especializadas. Los piensos de supermercado quedan descartados por su baja calidad.

Solo hemos de tener en cuenta elegir un pienso adecuado a su edad, lo cual es muy importante cuando son cachorros que es cuando los requerimientos nutricionales son más específicos al ser un perro de talla grande.

Para escoger el pienso adecuado para nuestro cachorro de Husky, lo mejor es dejarnos guiar por el criador y por el veterinario. Ambos profesionales nos aconsejarán cuál es el mejor para cada una de las etapas de la vida de nuestro perro de acuerdo con su actividad.

El Husky y el calor

El Husky es una raza que proviene de latitudes más frías, y aunque lleva ya muchas décadas conviviendo con nosotros en todo tipo de climas su pelo hace que sufra más de la cuenta en la mayoría de las zonas de España cuando llega el verano.

Como con todos los perros, pero más con un Husky de raza, habrá que extremar el cuidado con el calor. Eso significa no sacarlo en las horas con temperaturas más altas, reduciendo los paseos a las primeras horas de la mañana y a las últimas de la tarde o cuando cae la noche.

El cepillado diario, o incluso varias veces al día, también ayuda. Debido al calor esta raza pierde mucho pelo en verano, de manera que si ayudamos a que se desprenda nuestro perro no acusará tanto las altas temperaturas.

Por lo demás, dentro de nuestras posibilidades lo refrescaremos como lo hacemos nosotros mismos. Baños, una pequeña piscina de plástico, manguera, echarle agua fresca por encima, etc.

Una buena idea es llevar siempre con nosotros una botella de agua fresca cuando salgamos de paseo. Nos puede servir para que nuestro Husky se hidrate o para echársela por encima si notamos que hace más calor del que pensábamos.

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar