Cómo cuidar las almohadillas de tu perro: 6 consejos fundamentales

Las almohadillas de perro son el equivalente al calzado de las personas y tienen como función principal proteger el roce del pie contra el suelo, así como amortiguar su peso.

Por ello, es importante cuidarlas, para que duren muchísimo tiempo en las mejores condiciones posibles. Para hacerlo posible, te damos 6 consejos:

Consejos para cuidar las almohadillas de perro

Aunque las almohadillas de perro son muy resistentes, lo cierto es que se pueden desgastar si no se le da el uso que se debiera. Y es que, existen algunos daños a los que sin darte cuenta están expuestos. Son los siguientes:

  • Sequedad: si hace demasiado frío o el día está muy seco, las almohadillas se pueden agrietar debido a la sequedad. En ese caso, es mejor usar bálsamos para hidratar y nutrir la piel.
  • Irritación: después de caminar mucho, las almohadillas se pueden irritar por medio de rozaduras contra las superficies. Siempre es mejor ir caminando poco a poco, de menos a más.
  • Cortes: ten en cuenta que las almohadillas de perro son su calzado, por lo tanto, debes prestar atención a ver por qué tipo de superficies pisa el perro. Puede que pase por encima de cristales rotos, objetos cortantes…
  • Quemaduras: los perros que utilizan estas almohadillas también pueden estar expuestos a posibles quemaduras, que se producen al pisar un suelo demasiado caliente. Algunos ejemplos son el asfalto o la arena de la playa. También puede ocurrir lo mismo con superficies demasiado frías, como el hielo o la nieve.
  • Mordeduras: si juega o se pelea con otro perro, puede sufrir mordeduras en las almohadillas. En ese caso, también debes tener cuidado, sobre todo si el otro animal porta alguna infección o enfermedad.
  • Espigas: también se pueden hacer daños con las espigas, porque se pueden introducir fácilmente en la piel del perro y hacerle daño. Es importante que vigiles por donde camina y sacarla lo antes posible.

Estos son algunos de los principales peligros que te encontrarás por la calle al pasear con tu perro, tanto en invierno como en verano.

Siguiendo estos consejos para cuidar las almohadillas de perro no tendrás que preocuparte por nada, porque tu can estará feliz y sano. Es importante que los tengas en cuenta para que no se deteriore ni se haga daño.

Si tienes cualquier duda, recuerda que puedes preguntarnos y será un placer ayudarte en todo lo que esté en nuestra mano.

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar